Quién soy

Nací en Oakland, California. Como hijo de un piloto de aeronaves, inspector y técnico, siempre he estado interesado en cosas mecánicas. Cuando era un niño construía proyectos de electrónica, aeromodelos, barcos y trenes, prácticas que me enseñaron a trabajar con cuidado, diligencia y paciencia, y con mucha precisión.

Mi primera experiencia musical fue oyendo a mi padre tocar canciones italianas tradicionales en el acordeón. Durante la adolescencia, empecé a tocar la guitarra en una banda de rock, rápidamente decantándome hacia el bajo eléctrico, una fascinación por los sonidos de baja frecuencia que continuaría formando mi experiencia musical. A la edad de dieciséis años, mientras asistía a una clase de apreciación musical en el instituto, descubrí el instrumento bajo por excelencia: el pedal de órgano. Instantáneamente decidí dejar la guitarra y empecé las clases de piano. A los dieciocho años, construí un kit de órgano electrónico Schober "Recital", y cuando tuve 21 años, ya había pasado de tocar Acid Rock y Blues Eléctrico a fugas de Bach, Chorals de Franck, y movimientos de las sinfonías Widor para órgano.

Mi interés por el órgano no se limitaba a tocarlo; estaba igualmente fascinado por su construcción. Habiendo leído muy rápidamente "The Art of Organ Building" ("El Arte de la Construcción de Órganos") de Audsley, continué leyendo tanto como pude sobre el tema. Como asistente regular a la serie de conciertos de órgano de la Grace Cathedral, me puse en contacto con Edward Stout, el técnico encargado del mantenimiento del fabuloso instrumento Aeolian/Skinner de esta Catedral, así como de muchos de los mejores instrumentos del área de la Bahía de San Francisco. Después de un breve periodo trabajando para Stout como ayudante, decidí volver a los estudios y continué mi educación musical.

Ya habiendo completado mi grado de AA en un college local, me matriculé en el departamento de música en la Universidad Estatal de California, Northridge, en la doble especialidad de composición y musicología. Fue allí que tuve el gran placer de trabajar bajo dos profesores excepcionales: Beverly Grigsby, quién me introdujo a los sintetizadores controlados por computadora, y George Skapski, un musicólogo de primer orden. Fue también allí que empecé a construir kits de clavicémbalos Zuckerman junto con Janine Johnson. Pronto pasamos a construir nuestros propios instrumentos, incluyendo fortepianos, en una colaboración profesional que duró 9 años, primero en Los Ángeles y más tarde en el Área de la Bahía de San Francisco.

Después de asistir a la primera conferencia Antwerpiano en 1989, organizada por Jos van Immerseel en Amberas (Bélgica), decidí que quería venir a Europa para experimentar más la cultura y tener mejor acceso a un mayor número de instrumentos originales. Me trasladé a los Países Bajos el año 1992, instalándome en Utrecht, sede de uno de los festivales de música antigua más importantes del mundo. Durante los siguientes años, examiné muchos instrumentos originales e intercambié información e ideas con diferentes organólogos, así como con otros constructores y restauradores. También se me invita con regularidad a presentar conferencias y talleres en varios encuentros internacionales por toda Europa. En el 2004, me trasladé otra vez, esta vez a Barcelona, donde ahora divido mi tiempo entre construir, restaurar, y enseñar en la Escuela Superior de Música de Catalunya (ESMUC).